¿Para la Provincia si y para los Municipios no?

Hemos pedido que se haga extensivo a los municipios la refinanciación de la deuda que la Nación le concedió a las provincias. El refinanciamiento le permitirá al Gobierno ahorrar en 2012 $560 millones y en 2013 $543 millones más. Es imprescindible que los mismos beneficios se hagan extensivos a los municipios que, al igual que la provincia, se encuentran en una situación financiera asfixiante.


VERSIÓN TAQUIGRÁFICA DE LA SESIÓN EXTRAORDINARIA DEL 10 DE ENERO DE 2012

Sra. Presidenta (Pregno).- Tiene la palabra el legislador De Loredo.

Sr. De Loredo.- Señora presidenta: es para fundamentar el voto del bloque dela Unión Cívica Radical, que en esta oportunidad va acompañar el proyecto presentado por el Poder Ejecutivo, en tanto y en cuanto interpretamos que el presente convenio genera un beneficio palpable a las finanzas dela Provincia de Córdoba.

Nuestra Provincia es la segunda más beneficiada de las provincias que han sido beneficiadas por este convenio –valga la redundancia-, después dela Provinciade Buenos Aires, a punto tal quela Provinciade Córdoba recibe un beneficio, en su reestructuración de deuda, del doble de la importancia del que recibe, por ejemplo,la Provinciade Mendoza; o hasta diez veces el que recibela ProvinciadeLa Pampa.

Pero, al igual que lo manifestó la legisladora preopinante, el bloque dela Unión CívicaRadical, y tal como fue acordado en la reunión dela Comisiónde Labor Parlamentaria, interpreta que es vital que o bien se incorpore el artículo que sugirió la legisladora preopinante o bien se instruya, desde esta Cámara, y se solicite al Gobierno provincial que en la próxima eminente reunión dela Mesa Provincia-Municipiose incorpore el pedido puntual de que seala Provinciaquien participe a los municipios en el beneficio de la reestructuración de sus propias deudas, de forma automática e igualitaria para todos los municipios que adeudan al Estado provincial.

Nosotros hemos evaluado que los vencimientos que van a operar en el 2012 rondan los 39 millones de pesos -y un monto similar para el 2013-, que todos los municipios van a tener que afrontar como pago de su vencimiento de deuda para con el Estado provincial.

En verdad, la realidad de los municipios es terriblemente asfixiante, financiera y económicamente; tienen problemas para el pago de los sueldos de enero y, en algunos casos, del aguinaldo de diciembre. Nos parece que es un gesto importante quela Provinciales debe brindar a los municipios, pero, además, nos parece que es una consecuencia lógica del convenio, toda vez que el convenio le exige ala Provinciaque le pida a los municipios colaboración a la hora de brindar la información que periódicamentela Provinciadebe acercar, por ejemplo con relación a la cantidad de personal contratado. De manera que es lógico que se participe de este beneficio de la reestructuración de la deuda, es decir, tal comola Naciónlo hizo conla Provincia, quela Provincialo haga con los municipios; de la misma manera que se hizo en mayo de 2010 con el famoso Fondo del Desendeudamiento del Bicentenario, y de la misma manera, señora presidenta, que lo está haciendo, en este mismo momento,la Provinciade Buenos Aires, que también ha sido beneficiada por este convenio; ola Provinciade Corrientes, donde ya se está instrumentando la participación de la reestructuración de la deuda para con los municipios.

Esto nos parece vital, y desde el bloque nos preocupa, en caso de que no sucediese, en caso de que el Gobierno infundadamente –interpretamos- no resuelva darle participación a la reestructuración de la deuda de los municipios, que sea parte de la estrategia del Gobierno provincial para campear la crisis que atraviesala Provincia, el país y la ciudad, ya que la crisis golpea en las alicaídas espaldas de las finanzas municipales.

Venimos señalando, y bien lo señaló el presidente de mi bancada cuando analizamos la prórroga del impuesto al fuego -impuesto porque lo interpretamos como tal-, que forma parte de un andamiaje tributario e impositivo que busca, de alguna manera, sortear la coparticipación a los municipios; lo señalamos también cuando reprochábamos que el Gobierno distribuya la coparticipación de manera quincenal en vez de forma diaria; lo señalamos también en otra oportunidad, cuando discrecionalmente distribuye los fondos de los Aportes del Tesoro Provincial o de la participación de asistencia municipal, beneficiando a los municipios justicialistas por sobre los municipios radicales. De manera que nos preocuparía que parte de la estrategia para campear la crisis del Gobierno provincial sea, justamente, que la parte más dura de la crisis la paguen las alicaídas finanzas del municipio.

Digo esto porque venimos observando que forma parte de una estrategia trípode a la hora de sortear esta crisis del Gobierno provincial. Por un lado, victimizarse en su relación Nación-Provincia; en verdad, hay elementos objetivos para analizar reproches reales y concretos en el planteo de la deuda quela Nacióntiene para conla Provincia, y hay algunos otros planteos bastante infundados, toda vez que este Gobierno ha sido cómplice de decisiones que han perjudicado ala Provincia. Sinir más lejos, la última decisión de no tener representantes enla Cámara Bajadel Congreso dela Naciónme parece que lo sumerge en una contradicción en el planteo de victimizarse permanentemente en su relación Nación-Provincia.

La segunda pata de la estrategia para campear la crisis tiene que ver con, quizás, solapar silenciosamente un ajuste provincial, tratando de que el ruidoso sinceramiento, legítimo y necesario, de las cuentas de la ciudad de Córdoba, para rescatar a la ciudad, logren acallar el solapado ajuste provincial que nos muestra un aumento de la tarifa de luz del 28 por ciento, del agua del 15 por ciento, más la continuidad de un fondo fijo que no debería existir, más otras decisiones como el aumento del 25 por ciento en los peajes o la crisis que evidencian los hospitales públicos paralizados desde hace meses. La tercera pata de la estrategia que visualizamos –nos preocupa que se recurra a esto para campear la crisis– es que la peor parte de la crisis se paga con las finanzas municipales.

De tal manera, señora presidenta, nos parece imperioso que el Gobierno provincial participe a los municipios para que no se vean en la necesidad de afrontar vencimientos de deuda, en 2012 y 2013, por más de 30 millones de pesos por año.

Siendo esta la postura del bloque dela Unión CívicaRadical, vamos a acompañar el proyecto en tratamiento. Si se somete a consideración el artículo que promovió la legisladora preopinante –representante del Frente Cívico–, también lo acompañaremos. En caso de no ser sometido a consideración o no considerarse mayoritaria la adhesión para la incorporación de dicho artículo, le pedimos encarecidamente a este Cuerpo que solicite al Gobierno dela Provinciaque en la primera reunión dela Mesa Provincia-Municipiosse incorpore la decisión política de participar automáticamente a todos los municipios de la reestructuración de la deuda que tienen conla Provincia.

Muchas gracias.

  • HECTOR

    felicito la iniciativa !